Asambleator

Acabo de leer “Sol entra en un bucle” de  DANIEL BORASTEROS y F. JAVIER BARROSO me ha parecido un buen artículo porque describe muy bien qué sucede en la Acampada de Puerta del Sol.

“Los acampados en Sol, el núcleo pensante, prepara la despedida. Pero no es fácil. Su propio sistema asambleario, en el que los acuerdos deben ser casi unánimes, les ha dejado atascados en un bucle del que no pueden salir desde el pasado domingo.”

Algunas personas han sacado la conclusión de que estan manipulando las asambleas. Quizas alguien se haya aprovechando de la situación caótica en que se vive, pero no creo sea el elemento definitorio en una movilización tan fuerte como reciente. Es uno de los riesgos necesarios en una situación así aunque que no tengan porqué suceder.

El uso de lenguaje gestual ha ayudado en las asambleas a transmitir por parte de los participantes ideas en el momento, además de votaciones.

Lenguaje gestual de las asambleas

La creatividad del movimiento no ha llegado a cubrir todas las necesidades y probablemente por ello haya mas sensación de manipulación que manipulación como tal.

Cuando nos preguntamos “¿porqué no cambia la acampada de Puerta del Sol?” es posible que no consideremos posibilidad de que nadie sabe como ejecutar o mejorar una democracia directa en las dimensiones que se precisa. No hay una forma de tomar decisiones colectivas para un numero tan grande de personas y con tal variedad de intereses.

La estructura de comisiones, asambleas etc que cita El Pais, es tal cual y ha fracasado en esa tarea no porque haya quienes no quieren desalojar, los hay y probablemente se están beneficiando de una organización en la toma de decisiones totalmente inoperante en la situación que se creó tras el 15M con las acampadas.

Em la asamblea de Getafe del pasado domingo fuimos unas 500 personas que nos vímos por primera vez ese dia.

Si hubieramos hablado solo el 20% serían 100 personas que a turnos muy cortos, de 2 minutos habría supuesto 3 h 30 minutos que con las interrupciones de moderadores mas votaciones se nos habria ido facilmente a 5 horas. Inviable, inoperante, una democracia deseada pero irrealizable….

Y hablar, cuando no nos conocemos, es una necesidad inevitable si queremos hacer algo juntos.

En los numerosos grupos que se formaron en las redes sociales se habló antes de salir a las calles. Gracias a eso nos conocimos, compartimos nuestras ideas, aprendimos un@s de otr@s  y llegamos a acuerdos.

Aprovechando las redes, y sin seguir el modelo asamblea, pudimos saltarnos sus limitaciones. Sin ellas el movimiento del 15M no habría nacido nunca, gracias a ellas tenemos recursos para complementar nuestras limitaciones naturales como no disponer de telepatía o pensamiento colectivo natural.

Existen sistemas de encuesta venidos del ambito de la sociología y estudios del mercado que convertidos en herramientas sociales nos permiten conocer la opinión social sobre determinada cuestión.

Hay avances tecnológicos importantes que contribuirán a la definición de ideas colectivas, aplicaciones como IdeaTorrent. o sistemas de votación con objetivos concretos como las Iniciativas Legislativas Populares o aplicaciones para votaciones online.

Sin embargo aún no existen puentes tecnológicos usables para grandes grupos presenciales. Sería muy práctico para estas circunstancias un recurso tecnológico que podríamos llamar “Asambleator“, cuya función fuera compartir entre todos los interesados las ideas de solución para el tema que se ha convocado y organizar medios para decidir usando inteligencia social.

  1. Proponer sin necesidad de esperar al turno de palabra
  2. Valorar las propuestas con un clik sin decidir por ello pero contribuyendo a crear el orden de intervención.
  3. Replicas valoradas con un clik sin llegar a expresarlas y ordenadas para expresarse con voz con esta valoración social previa.
  4. Dar voz secuencialmente según desarrollo del proceso
  5. Votar electrónicamente si está plenamente comunicada la propuesta.

Una sencilla infraestructura local, servidor y red inalambrica para dispositivos móviles mas una pantalla en la que corriera la información serviría para suplir nuestras dificultades naturales, igual que hemos hecho en mayor plazo de tiempo en las redes sociales,

Mientras nos ponemos de acuerdo en construir soluciones tecnológicas que complementen nuestras deficiencias podemos tener en cuenta este problema para moderar nuestras dificultades buscando  soluciones del tipo gestual u otras que nos eviten crear nuevas estructuras intermedias para tomar decisiones que nos alejan de la democracia, crean dificultades y serán campo para aprovechad@s.

Acampadasol y otras sufren las secuelas de este problema mas la ausencia de un consenso de mínimos con los que retomar el camino. Estos y su disolución son pasos necesarios ahora para garantizar el futuro del movimiento del 15M