La Confluencia Secuestrada #AhoraEnComún

El pasado mes de mayo vivimos una de las experiencias políticas mas emocionantes para la mayoría de la sociedad. Las candidaturas municipalistas de unidad popular dieron un vuelco al mapa político demostrando que la colaboración política podía derrotar al bipartidismo y cambiar las instituciones para ponerlas al servicio de la ciudadanía.

Las candidaturas obtuvieron mejores resultados que candidaturas aisladas de partidos y algunos llamados emergentes no cumplieron sus expectativas quedando por debajo de encuestas de meses anteriores.

aec-logodEmpezamos a vivir una presión social por la confluencia ante la proximidad de las elecciones generales que finalmente se convocan para el próximo 20 de diciembre.
Sin duda los analistas políticos de los partidos sacaron sus conclusiones. La confluencia podía ser un bien proveedor de votos o un mal, cuestionador de liderazgos o mayorias establecidas, y casi intocables como la de los partidos del sistema. Algún partido como UPYD pasó a mejor vida y otros como IU quedaron heridos en su linea de flotación.

Si los ciudadanos vimos en la confluencia una vía para recuperar la soberanía de las instituciones, para parar el ataque sistemático de la troika y el gobierno del PP, para replantear las bases del sistema político o abrir paso a soluciones contra la deuda ilegítima… las organizaciones vieron en ella un magnetismo del que adueñarse de alguna forma.

El pasado 9 de julio, tras unas semanas de preparación en la red, surgió el manifiesto de Ahora En Común con el que parecía se iba a concretar la magia de la confluencia para las elecciones generales. Las firmas crecían en ahora en común como la espuma, nos buscaban los medios, nos llamaron a solo dos días para intervenir en el Circulo de Bellas Artes de Madrid junto a protagonistas habituales de la agenda política.

Al día siguiente Emmanuel Rodriguez en un artículo en El Pais decía que Ahora en Común: “No pretendemos competir con Podemos” , algo que habríamos dicho igual para las otras fuerzas a las que llamabamos a confluir.

A pesar del buen Trato a Podemos este nos atacaba sin piedad con todos sus medios acusándonos de ser una tapadera de IU a pesar de que en nuestro origen había mas idependientes que militantes de organizaciones y de estas teníamos de todos los colores.

En la segunda quincena de julio empezó con ímpetu la creación de nodos locales. Se multiplicaron los grupos y cuentas en redes sociales. El grupo secreto de Facebook Confluyentes, donde se había cuajado el manifiesto se tornó insuficiente y nos dotamos de herramientas mas organizadas, Slack y Trello, mejores para trabajar pero poco accesibles y el grupo público de Participación Ciudadana.

El manifiesto, la voluntad ciudadana por la confluencia, había empezado a evolucionar de la letra al cuerpo social recordando la primavera de los círculos de Podemos, cuando el activismo quincemayista poblamos los círculos del recién nacido Podemos.

Por primera vez notamos un chirriar interno en Ahora en Común. Los recién elegidos portavoces, Isabel Elbal, Emmanuel Rodríguez, Paz Serra y David Leal, en diferentes artículos e intervenciones internas alertaban del peligro de constituirnos en candidatura competitiva con Podemos, algo que según decian ellos tenían claro desde el inicio, cuando no había una sola palabra al respecto en el manifiesto, y era aún muy precoz el proceso para forzar una definición.

A partir de este momento empezó a usarse la expresión «grupo promotor» cuando nosotras mismas habíamos escenificado con la infografía que distribuimos que promotores eramos todas
Llegaba el mes de agosto y el temor de los portavoces a qué iba a suceder se tradujo en parálisis, caída de la comunicación, bloqueo de acceso en cuentas sociales, blindaje del grupo de comunicación…
Sentimos la primera sensación de secuestro en ese momento, se produjeron los primeros abandonos, nos quedamos sin grupo tuitero. Las declaraciones a la prensa del grupo de portavoces, con un mensaje que no había forma de tratar en los grupos de trabajo, nos hizo sentir que hablaban por nosotros sin nuestro consentimiento y con su propio proyecto, se veía claramente su tendencia favorable a Podemos cuando nos habíamos cansado de repetir en todas las ocasiones que queríamos un espacio de confluencia, eramos mayoritariamente independientes y no queríamos ser etiquetados.

A pesar del verano los nodos seguían creciendo, llegaban peticiones de todo tipo y por las herramientas que usábamos y no tener una estructura preparada para la avalancha aparecieron las primeras acusaciones de hermetismo y falta de transparencia. Quienes trabajábamos habitualmente en Slack y Trello decidimos autoorganizarnos para facilitar el acceso, la información y el trabajo de los grupos necesarios para el crecimiento de la iniciativa. Así surgió la que llamamos «coordinación de agosto», porque intencionalmente nos autolimitamos temporalmente e incluso terminamos una semana antes, el 24 de agosto. También creamos el portal de la Comunidad de Ahora en Común

Agosto fue un martirio para quienes nos quedamos trabajando, maniatados por el bloqueo de herramientas, por los mensajes acusatorios… Mientras crecían los nodos que fuimos enlazando gracias al trabajo de extensión quedó de manifiesto la ausencia de Madrid que había tenido su asamblea inicial el 23 de julio con una gran asistencia en el Matadero.

El nodo de Madrid reunió sus grupos de trabajo cuando se estaba creando la coordinación de agosto. Ya en aquel acto cayeron acusaciones hacia quienes trabajábamos en los grupos globales que no eran sino los mismos grupos y personas que estuvimos en la preparación del manifiesto y semanas siguientes. Decidimos trabajar en agosto, la agenda era intensa y el crecimiento pedía definiciones que no se podían tomar hasta que tuviéramos asamblea. El nodo de Madrid sin embargo se fué de vacaciones y fue imposible mantener la mas mínima relación de trabajo.

Avanzamos, se creó un lugar transparente y de fácil acceso, la Comunidad, se hicieron numerosos reuniones virtuales convocadas públicamente, la organización interna avanzó mucho en muy poco tiempo, pero siguieron las dificultades en el acceso y uso de los recursos comunes que quedaron bloqueados en manos de muy pocas personas que usaron en algún caso el monopolio administrativo para tomar decisiones sobre contenidos.

Fue en el mes de agosto que mediantes do consultas en Facebook sobre fecha y lugar que terminamos fijando entre todas que el 12 de diciembre tendríamos la primera asamblea estatal de Ahora en Común en Madrid. En la comunidad está reflejado el enorme trabajo desarrollado.

Las dos semanas antes de la asamblea estatal se dedicaron intensamente a su preparación, orden del día, grupos de trabajo, método de consenso sistémico, mesa, moderación, informes de sistesis etc. Trabajábamos en mumble, reuniones públicas con actas y presencia cada vez de mas nodos territoriales. Teníamos la dificultad de seguir sin contacto alguno con Madrid a pesar de ser de allí todos los portavoces con los que perdimos totalmente el contacto.

Los hechos que sucedieron fueron realmente vergonzosos. Hubo fuertes presiones para desconvocar la asamblea, para cambiar el orden del día, los grupos de trabajo… No conseguimos colaboración del nodo de Madrid en ningún momento, Sin embargo nos filtraron el orden del día que pretendían. Un grupo autodenominado Confluencia Real Ya, en el que coincidían las personas que controlaban la comunicación y portavoces, que presionaban para la desconvocatoria, para cambiar los contenidos intentó constituirse como grupo pensaban redactar el manifiesto y publicar su sitio web en la misma asamblea.
En la asamblea se presentó un grupo numeroso y muy organizado que intentó tomar la mesa e imponer su orden del día. Ana Barba que se adueño de un lugar con Micro sería la que llegado el punto de Modelo de Confluencia llamó a disolver el plenario en colaboración con David Leal, ninguno de los dos miembros de la mesa (algo que no aparece en ningún sitio en su post de balance de Ahora en Común).
En la disolución este grupo, bien organizado, salió corriendo a los grupos de trabajo adueñándose de las mesas de moderación y cambiando el plan de trabajo. Se trabajó con intervenciones individuales y los numerosos trabajos elaborados por los nodos no se pudieron exponer.

La asamblea se salvó con un acuerdo al medio día que no se respetó por la tarde. Habían conseguido secuestrar la asamblea. Este fue el punto de inflexión, a partir de este momento Ahora en Común no hizo mas que debilitarse.

La semana del 14 al 20 de septiembre estuvo llena de rumores de pactos de cúpulas. En esa semana lanzamos el Llamamiento a la Confluencia que consiguió muy buena aceptación y respaldos tanto individuales como de grupos y nodos demostrando que la manipulación de la asamblea era insuficiente para acallar la voluntad de confluencia que teníamos las personas sin obediencia de partido.

Hasta el 23 de septiembre los nodos territoriales debían ratificar o cambiar las propuestas de la asamblea estatal. El borrador de acta, enviado tarde y mal por la mesa, con contradicciones evidentes en su redacción, con ausencias notables, con silencios.. sigue siendo hoy un borrador al que se han hecho muchos cambios que han sido imposibles de reflejar creando una situación de indefinición sobrevenida, como si no hubiéramos tenido asamblea, hasta el punto de que el consejo de nodos que se reúne hoy 3 de octubre es un bis de la asamblea del 12-S. La manipulación nos impidió avanzar, pero no resolvió ninguna de las necesidades de Ahora en Común de forma que en esos 15 días hasta el 26 de septiembre salieron a la luz pública sin freno los problemas que se evidenciaron en la asamblea del 12-S. Se usó por primera vez en la prensa la expresión «espacio secuestrado» para referirse a Ahora en Común.

Hoy se reúne el Consejo de Nodos de Ahora en Común sin estar totalmente definida su constitución. Dos personas por autonomía o dos personas por nodo. Actas que garanticen la elección en asamblea o burdas manipulaciones a ojos de todos en Facebook.

La degradación en esta última semana de vida de Ahora en Común ha sido en progresión proporcional al agotamiento de los tiempos. Sabemos ya que las elecciones generales se celebrarán el 20 de diciembre, pero no tenemos sistema de primarias ni censo ni herramientas de voto decididos, ni principios éticos ni comisión de garantías… y el modelo es el mismo de siempre, no se decide y se pasa a los nodos… pero si se decide.
El viernes 25, previo a la asamblea del nodo de Madrid, conocemos por la prensa que Podemos EQUO e IU de Madrid han llegado a un acuerdo. El acuerdo se ha negociado en secreto respondiendo a intereses que ya estaban presentes en la asamblea del 12-S en la que pudimos apreciar por sus integrantes que el bloque que vino compacto a tomar la asamblea tenía dos componentes: la IU expulsada de Madrid que no quería bajo ningún concepto el desarrollo de Ahora en Común por ser el proyecto que apoya A. Garzón, y los llamados portavoces estatales de Ahora en Común que en la asamblea expusieron la posibilidad de hacer primarias internas en Ahora en Común para cubrir los puestos que ofreciera Podemos.

La asamblea del nodo de Madrid fue una pura tormenta. Los exportavoces Emmanuel Rodríguez, Paz Serra y David Leal declaran públicamente su abandono y se llevan consigo el recientemente legalizado partido Ahora en Común que se niegan a entregar, a no ser con condiciones como la no competencia con Podemos. El mismo chantaje que vinieron haciendo desde finales de Julio solo que ahora sin perspectiva alguna de integrarse en las listas de Podemos que les ha dejado de lado. El nodo de Madrid sin embargo sigue con un tono monocolor que hoy tras las acusaciones de Podemos de Julio nos parecerían mentira, solo se han quedado los partidarios de Alberto Garzón, que sin problemas entre ellos como en todas las situaciones monocolor, intentan mantener la «imagen Ahora en Común» de espacio abierto.

Hace dos dias, por si no habíamos tenido suficiente, conocemos mas decvisiones tomadas sin contrar con nosotros. El despacho de Isabel Elbal, última exportavoz, había registrado el pasado 4 de septiembre (vísperas de la asamblea del nodo de Madrid) el partido «Unidad Popular en Común» usando las mismas direcciones y referentes que usaron Emmanuel y Sonia para registrar la marca ahora secuestrada de Ahora en Común.

Mientras en esa misma semana los partidos han seguido dando toques de gracia por si quedaba aún algo vivo. Llamazares, Beatriz Talegón y otros notables llaman a «su confluencia» excluyendo explicitamente a Podemos y con clara intención de presentar candidatura propia. EQUO en declaraciones de Juan Lopez de Uralde decide no participar en Ahora en Común y consultar a la militancia si van con Podemos o IU…

Las elecciones catalanas del 27 de septiembre han venido mientras tanto a confirmar el fracaso de los acuerdos de cúpulas, los creados de espaldas a la ciudadanía, los mismos que en estos momentos se estan cerrando y dejando fuera la confluencia que reclama Ahora en Común. Catalunya Sí que es Pot, la candidatura integrada por Podemos, ICV, Esquerra Unida y EQUO ha conseguido menores resultados que ellas mismas habrían sumado por separado, 8,5% de votos y han dejado en evidencia la chulería de Pablo Iglesias que no podrá ponerse nunca mas como condición.

No sabemos que decidirán los enlaces de nodos hoy pero lo harán para un espacio de confluencia que reúne solo a integrantes de IU o acuerdos regionales de Ahora en Común cerrados tan en secreto como los de los partidos como es el caso de Aragón. Es un espacio de confluencia que nos excluye a quienes queríamos un acuerdo transparente, garantista en el que todos los actores de la confluencia tuviéramos voz y personalidad propia, en el que no tuviera nadie que disolverse y en el que tuviera la última palabra fuéramos siempre la ciudadanía.

Nos han secuestrado la confluencia. El hurto ha sido perpetrado por un conjunto de intereses de partes, de partidos, que toman el espacio del bien común no como objetivo sino como terreno de juego donde obtener ventajas propias, de parte, usando a la ciudadanía como si fuéramos «naipes de su baraja».

No debemos olvidar ninguna de las formas de secuestro usadas contra el anhelo de confluencia de la ciudadanía porque en ella se han combinado intereses perfectamente organizados, grupos secretos, negociaciones opacas, bloqueos de recursos comunes… como nuestra propia conciencia habituada a ser manejada, a no ser dueña de su destino por no sentirse responsable de el, por ceder a otros aquellas decisiones que hurtan su capacidad de decisión.

La expresión mas comúnmente usada de «peleas de grupos» nos ha servido para situarnos al margen del secuestro a la confluencia dejando que esta se produzca ante nuestros propios ojos, paralizados, sin intervenir, igual que nos han robado también durante tantos años hasta generar la casta corrupta que nos gobierna.

Las organizaciones políticas han demostrado que no están dispuestas a cambiar su forma de actuar, de responder a sus propios intereses ignorando el llamamiento de la ciudadanía o escucharlo solo por conveniencia, para aprovecharse de el intentando manipularlo o controlarlo. Debemos plantearnos como reflexión para la acción si seguimos intentando modificar estos comportamientos o si ha llegado el momento de construir organizaciones sobre nuevas bases, orientadas al bien común, con garantías, pluralidad y transparencia, con personas empoderadas que usen como método, integrado en su genética, la participación democrática de la ciudadanía.

3 comentarios en “La Confluencia Secuestrada #AhoraEnComún”

  1. Hola compañeros hay un partido político llamado PBS si cremos la confluencia de la calle sin problemas se pueden presentar para kad generales y apetece de verdad crear una confluencia de verdad desde de abajo estamos abierto hablar de una verdadera confluencia.

  2. Con todo esto lo más fructífero que se luede hacer es un guión para la segunda parte de «La vida de Bryan».

  3. Para cerrar esta «Vida de Bryan» de Ahora en Común nada mejor que la historia de su secuestro por Izquierda Unida relatada en este post con unas capturas que han dado la vuelta completa en redes sociales pero que ha ignorado la prensa: Como se han organizado las primarias en Ahora en Común

    Lo que se perseguía era evidente y se ha confirmado con los resultados: El 72% de los candidatos salidos de las primarias de Ahora en Común son integrantes de Izquierda Unida.

Los comentarios están cerrados.