Patético inicio politico

Ya se veía venir en los últimos días de agosto, pero esta semana ha superado cualquier expectativa. La clase política huele sus sillones y planea como agarrarse bien a ellos.

En el PP nos ha sorprendido que alguien ande dándole vueltas a la sucesión de Rajoy y que esta noticia haya salido simultáneamente con los ecos de las querencias de Gallardón, ya se sabe el chico rico y listo con fuertes aspiraciones en el PP. ¿Será esto un eco navarro?… o dicho de otra forma que para ganar no es suficiente con asustar al electorado con rupturas territoriales y pactos con terroristas. O quizás que la foto de la Azores ya no sea no solo poco conveniente sino haya que desterrarla, visto como les va a los otros retratados. O quizas que no baste el continuismo de la era Aznar para obtener una mayoría de gobierno teniendo en cuenta que fue con el que se perdieron las anteriores. Mientra se decide se van poniendo prietas las filas, recias, marciales y si caen eslabones débiles como Josep Piqué….

La proximidad de las elecciones, seis meses parece, ha desatado en el PSOE una desbandada, cada cual en su sitio eso si.

Pedro Solbes con el pie fijo en su orientación neoliberal no teme desmentir las alegrías económicas del presidente del gobierno Zapatero o atemperar las propuestas electoralistas del presidente andaluz Manuel Chaves o la ministra de vivienda Carme Chacón. Pero claro no puede ser que Zapatero no se entere de la crisis hipotecaria en EE.UU, el descenso del empleo en la construcción, los cierres de agencias inmobiliarias….etc, o que Carme Chacón no le confiera importancia alguna a la subida de las hipotecas cuando pocos dias después el BCE ha frenado la subida de tipos por las consecuencias en cadena que esto pudiera acarrear.

Quizas los asesores y redactores de discursos estén todavía de vacaciones…. pero Pedro Solves, que mira al futuro, tiene un feliz ejemplo en Rodrigo Rato compañero de escuela económica (neoliberales ambos) pero militancia en la oposición. Callar determinadas cosas seguro que no adorna el curriculum ante las entidades financieras mundiales.

Zapatero después del resbalón susodicho se fue a curar la imagen a las macroinstalaciones del Santander con Botín, asi parece que las fuerzas vivas, las que cuentan en la economía, avalan su gestión (ya lo suelen hacer financiando las campañas electorales claro).

José Blanco se fue a Navarra al comité regional del PSN a justificar y fortalecer la decisión tomada por la ejecutiva del PSOE de rechazar los acuerdos del PSN con Nafarroa Bai e Izquierda Unida. Una decisión tomada contra la voluntad de la dirección del PSN y de toda su militancia que veían posible apartar a UPN del gobierno Navarro y darle así una bofetada a la campaña del PP sobre la “amenaza secesionista que avalaba el PSOE en Navarra en acuerdo secreto con los terroristas”.

Y le fue bien porque fue respaldado por la mayoria de los asistentes aunque fueran muchos los que refunfuñaban. Debe ser muy duro arriesgarse a no salir en la foto con la cantidad de concejalias, alcaldias y escaños que van asociados a la fidelidad al aparato del PSOE.

El “aqui mando yo” que han lucido a pecho descubierto con el caso navarro no es nada extraño con el amplio despliegue de iniciativas similares que han causado arraigo y tradición en Madrid además de sucesivas derrotas electorales en la capital.

Pero también se han lucido bien rechazando el pacto con Nafarroa Bai e IU cuando han firmado uno parecido para gobernar en Catalunya. ¿Cual es el criterio a seguir?…. el que se les ocurra a sus señorías de Ferraz y los vientos que soplen… esta vez desde la derecha.

Que bien le ha sacado rentabilidad al asunto el PP. Primero ha conseguido que se aplique su política “que gobierne el partido mas votado”, el suyo claro, y además sacarle a Zapatero unas declaraciones de que actuará igual en las elecciones generales…. Es decir que ayudara a la derecha a formar gobierno en minoría si no le dan los números en escaños para mayoría absoluta que es lo mas probable con la fragmentación del espectro electoral en las autonomías.

Es triste decir que la “historia se repite”, parece que no pintamos nada para hacer que vaya por otros derroteros.

Oí el otro día a dos ejecutivos de una empresa pública con amplia tradición en cargos de “carnet de partido” comentar la situación y concluir que ante lo que viene ellos se iban a poner de “independientes”. Que casualidad que leí por entonces que allende los pirineos en el PS hay desbandada hacia la derecha.