Auditoría ciudadana de los servicios y empresas públicas

inauguracion-AVE-Madrid-AlicanteHace pocos días saltó a la prensa la noticia de la detención de nueve personas por malversación de fondos públicos en las obras del AVE Madrid Barcelona, entre ellas un responsable de obras de Adif y el director de la línea de Alta Velocidad Noreste, acusados de falsear mediciones en obras del AVE entre Madrid y Barcelona para generar un sobreprecio y ganar ilícitamente unos 6 millones de euros.

No ha supuesto una sorpresa conocer una corrupción mas, parece ser la principal dedicación de la casta política. Lo que es realmente sorprendente es que nadie se hubiera dado cuenta antes, y no por falta de información pues fué bastante escandaloso en su día que la vía del AVE Madrid Barcelona se hundiera en grandes socavones cuando estaba recién inaugurada, que se supiera entonces que se habían ignorado los informes geológicos “por las prisas”… la excusa que se da ahora.

Entonces nadie pensaba en auditorias, estábamos entretenidos por las acusaciones en la prensa a las que nos tenían habituados los políticos de turno, nadie pensó que pudiera haber mano en los contratos y obras. Estábamos también entretenidos por la fiesta del Forum de las Culturas donde se jugó a lo mismo

Este mismo año hemos visto como los tribunales en Madrid paralizaban la privatización de los hospitales madrileños con unos contratos que tras su ejecución habrían sido considerados corruptos. Fue la vigilancia de la Marea Blanca la que lo impidió demostrando como en concreto se audita al sector público en el que se cuecen tantas corruptelas. No fué el ministerio de Hacienda que tiene plaza fija y acceso a las cuentas de las empresas públicas, sino l@s ciudadan@s y concretamente sus trabajadores que organizados no temieron colaborar aportando información.

¿Porqué no hacemos auditorías del sector público, de los presupuestos que maneja el gobierno y sus correspondientes ministerios?  Es muy sencilla la respuesta:

No habrá auditorías mientras la población no empiece a interesarse por lo que está pasando y a exigir que los políticos rindan cuentas de sus gestiones y asuman sus responsabilidades. No puede ser que el control dependa de los mismos que roban o que quienes denuncien en el sector público se jueguen su puesto de trabajo o persecuciones personales.

Quizás alguien piense que hay que esperar a que se produzca un cambio en el reparto de escaños en el parlamento…. No creo que sea necesario esperar a ello, y aunque se produjera eso no nos eximiría de preocuparnos por nuestros asuntos pues del bien común quien tiene que preocuparse en primer lugar somos nosotr@s mism@s y en todo caso los políticos o instituciones por delegación (quien delegara).

OCM-Burocra-CastEl pasado mes de enero se presentó una herramienta para aprovechar la capacidad de observación que tenemos, individualmente da para poco, pero socialmente para mucho, esta orientada a la auditoría en los ayuntamientos, el Observatorio Ciudadano Municipal del que se hizo eco este blog

 

Deberíamos tener herramientas similares, quizás se pueda adaptar la misma, para todo el sector público y la prueba de su posibilidad es que ya se están haciendo.

Debemos cambiar nuestra actitud pasiva y responsabilizarnos del bien común porque ¡Si se puede!

Los comentarios están cerrados.