Key Ciudadana – Identidad digital, derechos civiles y democracia electrónica

Hace unos meses cuando escribía Mecano Ciudadano fijaba unas ideas sobre la democracia futura. Un sistema que combinaba una voluntad universal de participar en los asuntos ciudadanos con los medios electrónicos que lo hacían posible, para cualquier asunto, en cualquier momento y lugar del mundo.

En aquel relato se describía el flujo democrático y una pieza tecnológica servía para activar todo el engranaje, la Key Ciudadana.

Entre aquella llave personal y nuestro propio mundo de hoy no había vínculos, a pesar de que las tecnologías existentes permitirían crear el doble sistema de comprobación y la “llave viva” que secuencialmente validaban los servidores de autenticación.

No explicaba como se creaba el documento de identidad digital, la pieza electrónica básica, porque hoy no existe en el planeta ninguna referencia universalmente aceptada que nos permita crear ese documento universal.

Las autoridades de cada pais tienen criterios distintos en la creación de documentos de identidad, las autoridades certificadoras que hay tras ellos responden a la misma autoridad estatal o usan servicios privados sin vínculos entre unos y otros. Todos toman como referencia en el reconocimiento de la ciudadanía las leyes del estado del que se trate.

Otras limitaciones existen… la mala calidad de los documentos creados que como nuestro DNIe da mas de un problema creando serias dificultades para su uso universal.

Key CiudadanaMuchas personas quedarían excluidas, en primer lugar l@s indocumentados que por necesidad buscan un lugar propio fuera de sus lugares de origen.

Todo esto dificulta que nuestros desarrolladores puedan crear sistemas electrónicos de democracia fiables.

El ámplio campo de conocimientos compartidos universalmente con el que suelen trabajar para crear aplicaciones de uso universal está, en el campo de la democracia, totalmente cuarteado por las legislaciones y sistemas de reconocimiento de la ciudadanía, electrónico y no electrónico.

¿Como trabajar así?. realmente no es sencillo crear equipos internacionales de desarrollo, algo imprescindible para esta clase de herramientas, se vuelve imposible.

El enroque es una jugada de ajedrez que busca cambiar totalmente el estado la partida de ajedrez rompiendo el estatus creado por el desarrollo de esta. Necesitamos un “enroque” para crear un documento electrónico de autenticación universalmente válido.

  • Cualquiera con unos mínimos conocimientos de PGP puede crear su propio certificado personal.
  • Cualquiera con los medios técnicos necesarios puede crear una Autoridad Certificadora CA

Quien rompe esta posibilidad técnica es el estado introduciendo condiciones no universales. Podemos saltárnoslas si el reconocimiento como  persona cualificada para actuar como ciudadano tiene una base social y utiliza para la identificación original no documentos, permisos ni pasaportes sino valores biométricos como la huella.

Los lectores de huella están muy desarrollados y su eficacia demostrada hasta el punto de que algunas compañias lo introducen de serie como garantía de seguridad ante riesgos de robo de hardware. Una huella humana será tan única como es el ser que la porta.

Una CA creada sobre la base de valores éticos universales, y con el reconocimiento de partida de movimientos y entidades sociales, podría emitir estos certificados personales usando para su generación la huella dactilar.

Cualquier asociación vecinal, profesional, cultural, de ocio, sindical…, que hubiera firmado la declaración de valores éticos de esta CA universal, podría emitir un certificado, una Key Ciudadana, con solo ofrecer la huella para su generación.

El espacio necesario para almacenarlo y portarla es ridiculo, una tarjeta, un movil, un disquete, un disco USB… Sin la huella del ser humano que la ha generado no vale nada, con el, usándola, todos los derechos.

El certificado personal así creado estaría vinculado con los registros de identidad, preferencias o accesos a los que solo se podría acceder mediante la Key viva que a modo de cookie universal nos permitiría ejercer nuestros derechos en cualquier lugar, tema o momento.

Cualquier dispositivo serviría para acceder a ellos pues la tecnología para leer por ejemplo códigos QR, una lente mas un programa, serviría igual para leer huella por ejemplo en un movil..

  • ¿Una cuenta autenticada en Twitter? Key Ciudadana.
  • ¿Una cuenta autenticada en Facebook?, Key Ciudadana
  • ¿Un Curriculum Vitae Fiable?. Validado con Key Ciudadana y actualizaciones según los negocios y competencias que desarrolle.

Y así un largo etcétera en el que entran las aplicaciones de decisión electrónica.

Cambio de domicilio: Al llegar activo mi Key Ciudadana facilitando la lectura al administrador de la finca que entrega a la base de datos de mi Key una autentificación con su código de entidad, su Key Ciudadana de entidad, que me permitirá votar el presupuesto de la comunidad de este año.

Congreso de emigrantes indocumentados: quiere presentar una petición al gobierno local. Lo hacen con una votación perfectamente validad con Key Ciudadana.

Cuando exigimos un cambio de las normas que rigen nuestra democracia debemos pensar en los medios y para conseguir el derecho a ser reconocidos y aceptada nuestra voluntad en cualquier lugar tema y momento necesitamos esta clase de recursos. La Key Ciudadana puede ser un buen medio y 100% realizable sin necesitar esperar para ello qué van a hacer las autoridades.

Como todos los trabajos compartidos con licencia Creative Commons (CC BY 3.0 ES)  pretendo al difundirlo llamar a la inteligencia colectiva para resolverlo, para desarrollar redes, aplicaciones sociales y de democracia electrónica bajo nuevos principios. ¡Hace falta ya!

Hagámoslo nosotr@s, podemos hacelo

8 comentarios en “Key Ciudadana – Identidad digital, derechos civiles y democracia electrónica

Los comentarios están cerrados.