Lavado de conciencia

Es lo que parece lo que escribe Alan Greenspan en su libro de memorias ‘The Age of Turbulence: Adventures in a New World” al afirmar que lo de Irak fue por petroleo… la consigna mas extendida del movimiento mundial contra la guerra en Irak que hace pocos días volvió a manifestarse en New York con ocasión del anuncio de una retirada cosmética de tropas anunciada por Bush.
Siguiendo una deleznable costumbre Greenspan presidente de la Reserva Federal y un ideólogo del neoliberalismo denuncia aquello que ocultó y en lo que pudo influir para evitar durante su dorado mandato.
Puede ser un lavado de conciencia…, pero también puede ser la moda del momento a la que incluso Bush se ha arrimado al anunciar y teatralizar una retirada de tropas que no modifica ni su presencia militar ni su influencia en los títeres con los que dirige Irak