Directrices para empleados 2.0: ¿norma o consenso?

See on Scoop.itEn la red está la clave. Ayudame a abrir la puerta

Reflexión en torno a las directrices para empleados que comienzan a ofrecer las empresas para evitar quebrantar las estrategias corporativas en la Web 2.0…..

 

..Y ahí radica mi duda: ¿Deben las empresas tutelar la acción 2.0 de sus empleados? Y, donde digo ‘empresa’, ponga usted cualquier tipo de organización (ONG, partidos, entidades deportivas, gobiernos, instituciones culturales…), y lo mismo con ‘empleados’. Y si es así, ¿dónde está la frontera entre el yo ‘empleado’ y el yo ‘individuo’?

 

jivago‘s insight:

La fijación de directrices encajona a los empleados que siempre mirán con un ojo a la red y con otro a las directrices. De esta forma se está acotando su productividad creativa y limitando por tanto sus capacidades de relación que son las que traen y enriquecen el conocimiento del que tanto necesita la organización.

Esto no significa que en la organización no existan referencias pero estas para ser útiles deben ser una referencia en permanente construcción reflejando el empoderamiento de los empleados en los campos en los que desarrollan su actividad.

Una organización que crezca basada en sus relaciones en las redes mejorará sistemáticamente sus referencias convirtiéndose estas en un repositorio del aprendizaje colectivo que por tanto será necesario cambiar regularmente.

Para conseguir este nivel de aportación y mejora sistemática en un entorno abierto, como son las redes sociales, la relación de los empleados con la empresa no puede responder al principio de jerarquía, solo pueden basarse en el compromiso mutuo de empleados con la organización y viceversa.

En buena lógica no podríamos utilizar el marco laboral que nuestras autoridades prefieren pues un empleado “despedible en cualquier momento por casi nada” simplemente se limitará a cobrar a fin de mes.

Quizas las relaciones laborales que precisamos tengamos que inventarlas.

Agradecido a mangasverdes.es por su artículo que ha generado esta reflexión

Los comentarios están cerrados.