Nuevos valores éticos y prácticas productivas para salir de la crisis

En el grupo de Facebook Transición se ha desarrollado estos dias una discusion alrededor de la huelga general que ha evidenciado lo que es el problema de mayor calibre de la transición: lo que unos quieren y lo que otros no… aunque sea imposible seguir asi.

Creo que la huelga de ayer nos da claves para superar esa dinámica en la que los NO’s de cada extremo crean una ruta resultante del choque de fuerzas que no va a ningún lado.

Si nos fijamos el mayor éxito de la jornada de Huelga General fueron las manifestaciones de la tarde, sin duda las mayores desde hace bastantes años inlcuso en Barcelona donde como viene siendo habitual los mossos contribuyeron activamente a la destrucción.

Estas manifestaciones dejaron muy claro el rechazo social a la reforma laboral, ellas mas que la huelga en si deberían ser elemento suficiente para que el gobierno retirara la reforma laboral y abriera un diálogo público sobre la salida a la crisis.

En la huelga como tal se graduó la respuesta en función del tipo de ocupación. Las mas industriales mayor participación y las menos menor participación o una participación falseada como en el pequeño comercio tan pauperizado que no se puede permitir ningún lujo.

En esta parte de la huelga jugaron dos elementos, la conciencia de «clase contra clase» que persiste al mantenerse las relaciones productivas clásicas y jerárquicas, y la convicción de que estas medidas además de producir tremendos daños en el tejido productivo y en recortes derechos históricos no servirá para salir de la crisis. Esto último y lo de la tarde íntimamente unidos.

Lo que no sucedió en la sociedad durante la mañana de ayer es la discusión que en parte de las redes sociales se está produciendo sobre la superación de la crisis en el sentido positivo y por tanto en el terreno de la producción, de las organizaciones económicas, de la sostenibilidad, sobre el uso de la moneda… resumiendo la discusión que tenemos en el grupo Transición de Facebook. En las redes el intercambio de conocimiento y la actividad de busqueda es mucho mayor que en el conjunto de la sociedad.

El poco peso de esta discusión en la sociedad lo hemos visto en la falta de propuestas diferentes a la huelga general, en que los piquetes no tenian nada mas que decir a los tenderos o precarios que ¡cierra ya!, esta reforma es negativa. Se quedaba sin exponer ¿qué debemos hacer para salir de la crisis?, los piquetes no tenian ninguna propuesta de ahi las dificultades para obtener un mayor seguimiento.

No hay ninguna posibilidad de restaurar o mantener las formas y relaciones productivas que teníamos en los pasados 50 años, deben cambiar sin mas remedio y el sentido del cambio positivo son los valores que necesitamos movilizar para la transición: Sostenibilidad, Equidad, Igualdad, Tolerancia, Solidaridad, Transparencia, Integridad, Independencia, Justicia, Dialogo, Compromiso cívico, Responsabilidad individual y social…

¿Porqué valores y no medidas económicas?. Porque los obstáculos no se encuentran en el mundo de la ciencia que avanza imparable hacia la transición, sino en la mentalidad de las personas que no quieren cambiar. Esta actitud «no al cambio» no responde al esquema clasico de «clase contra clase». No quieren cambiar los sindicatos, no quiere cambiar la gran patronal ni los grandes partidos, no quieren cambiar muchos empresarios y muchos trabajadores.

El principal obstáculo no se resolverá en el terreno clasico de la lucha de clases sino en el del compromiso social por el cambio que supera el ámbito de las clases sociales entendidas estas en su concepción mas estrecha.

El movimiento 15M y su capa social mas activa, jóvenes muy formados, no chavales de instituto sino profesionales sin futuro entre 27 y 35 años introdujeron de forma abrumadora la superación de la división ideológica que no es sino el reconocimiento de la esterilidad de la lucha ideológica clásica.

Las practicas de los partidos la corrupción etc enterraron definitivamente los fundamentos ideológicos de una sociedad que ya no es como hace 50 años, que está cambiando así pese a todos los que no quieren cambiar.

Un objetivo insoslayable de la transición es mostrar y demostrar las posibilidades del cambio económico, de la función social de este y el papel tanto individual como colectivo, de toda la sociedad, para conseguirlo. Y no mostrarlo en el campo ideológico sino en el objetivo, con cambios concretos que implementen todo lo que nos está aportando la ciencia, las nuevas tecnologías y la moderna comunicación en red.

Esta es una combinación de valores éticos con avances productivos reales que solo podrán dar organizaciones compuestas por personas de nuevo tipo, las que empiezan a existir, trabajadores proactivos, lideres capacitados para movilizar la inteligencia emocional, nativos digitales, networkers, cooperativistas de la sostenibilidad…

Esta si es una combinación de cambio y quienes quieran sobrevivir se convencerán por sus hechos de la viabilidad, quienes quieran cambiar encontrarán en crisis como la reforma laboral una gran oportunidad para hacerlo y crear inicitivas de cambio que afecten a aspectos concretos de como trabajamos, como decidimos, como orientamos nuestro futuro, como construimos nuevas organizaciones productivas, como evitamos dañar a la naturaleza.

La huelga general de ayer destapó valiosos elementos vara orientar la salida de la crisis a una transición en todos los ámbitos, aprovechémoslos para recuperar lo que hayamos perdido.

8 comentarios en “Nuevos valores éticos y prácticas productivas para salir de la crisis”

Los comentarios están cerrados.